Skip to main content

¿Cómo?

Haciendo cambios en los hábitos personales por voluntad propia, de manera genuina, constante y mantenida en el tiempo. En otras palabras, ser el cambio autoliberador en todo momento, lugar y relación de forma nueva y única en cada instante.
Cambios conscientes, fruto del poder de autoconexión interior y directa con la fluidez de la vida plena.
Cambios autosanadores ante los pensamientos negativos, las emociones reactivas, las creencias limitantes, los hábitos adictivos y los actos autodestructivos.
Cambios espontáneos con el poder de transformar el miedo en puentes de conciliación ante la oposición, la duda, el dolor y las diferencias, con nosotros mismos, con los demás y con nuestra manera de relacionarnos con el mundo, la vida y la muerte.
Cambios purificadores y transcendentales del paradigma social que considera imposible, ajeno, fantasía, error o prohibido, ser el nuevo ser humano libre de sentir plenamente el amor y de comprender la perfección que da origen a la experiencia en cada instante.
Vamos a aprender cada uno, a soltar gradualmente y con agradecimiento el concepto conocido con relación al “cambio”, pues ha cumplido la función de despertar nuestra consciencia. Confirmando por nosotros mismos que dicho concepto nos trae resultados consecuentes al agotamiento, la obligación, la evasión y la falsedad acumulada en comportamientos de víctima, agresor y salvador o todas las anteriores a la vez, ante las circunstancias rebote de nuestra inconsciencia.
Ir al contenido